Balance de situación qué es y cuál es su estructura.

Balance de situación

Que es el balance de situación y cuál es su estructura. Es un documento contable donde se muestra la situación de la empresa. Los recursos son todo lo que existe en la empresa y lo podemos cuantificar en unidades monetarias. El balance de situación puede también denominarse balance general o estado de situación patrimonial.
Todo lo que producimos cada día en la contabilidad se traslada al balance, aunque en la práctica puede no hacerse ese seguimiento instantáneo. Es indispensable mínimo actualizar el balance una vez al año. Es un documento esencial dentro de la contabilidad financiera de una empresa.

Cuál es la estructura del balance de una empresa:

Si profundizáramos en la estructura del balance sería muy extenso, pero vamos a hacer un repaso muy rápido y, a la misma vez, muy útil para empezar a entender qué es.
Generalmente existen 3 bloques principales que debemos entender bien antes de meternos de lleno en el balance de situación qué es y cuál es su estructura.

El activo es todo lo que la empresa tiene, ya sea económico o recursos que deriven esto. Serían activos, por ejemplo: una camión, equipos electrónicos, el dinero que nos deben los clientes, los fondos de una cuenta bancaria de la empresa, mercancías que tenemos en stock, etc.

El activo se divide en dos masas patrimoniales:

  1. Activo Corriente: Como su nombre indica, se trata de los activos más líquidos de la empresa (se hacen efectivos en menos de un año, a corto plazo). Un ejemplo claro de este tipo de activo es la tesorería (dinero en la caja o en una cuenta corriente).
  2.  No Corriente: Agrupa los recursos de la empresa que son duraderos y tienen una vida útil superior a un año (medio-largo plazo). Lo serían: vehículos, máquinas o edificios.

El pasivo de una empresa es lo que debe. Son las deudas u obligaciones que la empresa tiene con entidades financieras, proveedores o acreedores para financiar su actividad y costear todos los activos.
Al igual que sucede con el activo, el pasivo también se divide en Corriente y No Corriente:

  1. Pasivo Corriente: significa que la deuda vence en un periodo inferior a un año (corto plazo).
  2. Pasivo No Corriente: la deuda contraída vence en un periodo superior al año (medio-largo plazo).

La tercera y última masa patrimonial principal. Se trata de la financiación propia de la empresa y que, por lo tanto, no es exigible. Básicamente lo componen los fondos propios, que son las aportaciones de los socios o las reservas guardadas por la empresa.

¿CÓMO FUNCIONA EL BALANCE DE SITUACIÓN?

Lo más importante es saber que tienen que haber recursos financieros suficientes para sustentar todos los activos de la empresa, de ahí deriva la fórmula principal del balance, que tiene diferentes modalidades según el uso que se necesite:

ACTIVO = PATRIMONIO NETO + PASIVO

PATRIMONIO NETO = ACTIVO – PASIVO

PASIVO = ACTIVO – PATRIMONIO NETO

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL BALANCE DE SITUACIÓN?

Según nuestro criterio, lo más importante del balance de situación que es y cuál es su estructura de una empresa, es que, podemos ver información muy valiosa de un solo vistazo y de una forma muy ordenada. Podemos ver:

– Cuánta financiación ajena tenemos.
– Qué porcentaje de recursos propios sostienen a nuestra empresa.
– Cuánto nos deben nuestros clientes.
– Qué deudas tendremos de manera más prolongada en el tiempo.

Estos datos son muy importantes para conocer la realidad de la empresa, ya que nos dan pistas valiosas para tomar mejores decisiones.
Además de por ese motivo, el balance general de una empresa es un documento público, por lo que puede ser muy importante en caso de que se esté buscando inversores en nuestra empresa.

Contrata un Asesor Financiero Externo, conoce Finergia. 

En Finergia disponemos de un equipo con mas de 30 años de experiencia, te ayudaremos a disponer de información útil y ordenada para que tomes mejores decisiones y ganes en tranquilidad.
Analizaremos la situación económico-financiera de tu empresa para ayudarte a cumplir tus objetivos: sostenibilidad en el tiempo, crecimiento, resistir los cambios del entorno, ganar rentabilidad u optimizar los recursos disponibles.

Todo ello a un coste totalmente asumible para tu empresa, consúltanos sin compromiso.

Obtén 14 días gratis... Empieza ya!!