Qué es el Cash Flow

cashflow infografia

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Qué es el Cash Flow? También conocido como flujo de caja, flujo de tesorería y flujo de efectivo, nos permite conocer la evolución de la liquidez de la empresa, tanto en el pasado como en el futuro. A veces el Cash Flow o el flujo de caja se deja de lado al pensar que se trata de jerga financiera. Pero nada más lejos de la realidad.

En este sentido, podemos afirmar que se trata del indicador más importante y fiable de la Empresa, nos ayuda a determinar qué capacidad tiene la empresa para generar cobros futuros y así afrontar a los futuros pagos.

Y es que el Cash Flow no requiere mayor presentación que esta: una medida financiera que nos permite conocer la capacidad de generar liquidez de la empresa. Algo indispensable para asegurar la supervivencia de un negocio y las necesidades financieras y económicas que pueda tener.

Si quieres conocer qué es el cash flow o cuál es el estado financiero de tu empresa, ¡te ayudamos a salir de dudas y sin complicaciones!

Definición de qué es el cash flow

Para explicar qué es el cash flow, lo definimos como un indicador. Suma al resultado de la empresa (después de pagar los impuestos), las amortizaciones y las previsiones de un periodo. Es decir, la definición del Cash Flow es el indicador que concreta las disponibilidades financieras de las empresas o liquidez que es capaz de producir durante un periodo.

Una de sus grandes funciones es dar control, ya que muchas veces en las pymes se realizan estudios superficiales de la situación económico-financiera. El resultado de esto, es una falsa creencia sobre su estado, creyendo en unos resultados positivos poco contrastados. El Cash Flow, por decirlo de algún modo, permite obtener un conocimiento real de dicha situación.

¿Cuántas veces no hemos observado que la cuenta de resultados nos está presentando un Beneficio y en cambio seguimos teniendo problemas de liquidar las nóminas o los impuestos?

En consecuencia decimos que el Cash Flow o flujo de caja es el encargado de darnos una fotografía real de la empresa. Sin normativa contable que lo regule, simplemente la diferencia entre los Cobros y los Pagos de la de la empresa en un periodo determinado.

Cash Flow: Fórmula

cash flow

Para calcular el flujo de caja de tu empresa, la fórmula del Cash Flow es la siguiente:

Cashflow= Resultado + amortizaciones + provisiones

Lo que tiene en cuenta la fórmula del CashFlow, es que las amortizaciones son un coste sin que represente una salida de dinero. A nivel contable, representan una minoración del resultado del ejercicio de un periodo, sin implicar un desembolso. Y es que el efectivo, sigue en la tesorería. Lo mismo podemos decir de las provisiones.

Es por esto que decimos que con el CashFlow lo que pretendemos es definir nuestra capacidad financiera o liquidez durante un periodo. Ni más ni menos, nos permite saber si la empresa será capaz de afrontar Pagos futuros y seguir desarrollando su actividad con normalidad.

Cómo realizar previsiones de Flujo de caja

Conceptualmente es más sencillo de lo que puede parecer en un primer momento. Desde Finergia vamos a echarte una mano en tus previsiones, así que lo primero a entender es que partimos de los Saldos en bancos y Caja efectivo en una fecha concreta. Con estos dos elementos, ubicamos el punto de partida de la tesorería de la empresa, en un día X.

A partir de este punto, sumamos cada día los cobros de clientes previstos y restamos todos los pagos (de cualquier tipo) que preveamos en ese mismo día. Así avanzamos sucesivamente, teniendo en cuenta como fecha de referencia, la del vencimiento que se indica en las facturas.

Ahora que ya sabemos qué es el Cash Flow, para hacer una previsión, esta se realizará en  3 fases:

  • La Fase 1: previsión basándonos en el presupuesto de ingresos y gastos del periodo.
  • Pasamos a Fase 2: a medida que se generan facturas a clientes y llegan facturas de gastos, impuestos, préstamos, inversiones (y demás), se substituye la información de la Fase 1 por la de esta Fase, más fiable y comprobable.
  • Y la Fase 3: conciliar los datos previstos con los reales, actualizando diariamente los movimientos que se han producido en los bancos y la caja de efectivo, con las previsiones que habíamos hecho para ese día. Se trata de un proceso de conciliación diario.

Una vez seguros de que partimos el día de hoy con los mismos saldos tanto en previsión como real, podemos prever como evolucionará nuestro flujo de caja en un periodo de tiempo futuro. Eso nos permitirá saber si podemos tener tensiones de Caja con suficiente antelación, pudiendo tomar decisiones planificadas, reduciendo las improvisaciones.

Tipos de Flujo de Caja

cashflow

Diferenciamos entre tres tipos de cashflow distintos, dependiendo de las actividades que realice la empresa en cuestión:

  • Cash Flow de explotación: El flujo de caja que depende de los ingresos de efectivo producidos por las actividades propias de la explotación de la empresa. Ya sea por la venta de productos a sus consumidores o por un servicio realizado. También se incluye el pago a proveedores, impuestos y el pago de nóminas.
  • Cash Flow de inversión: Este flujo de caja recoge las inversiones financieras e inmobiliarias realizadas.
  • Cash Flow de financiación: Por último, se trata de un flujo de caja en el que se consideran todas las actividades de financiación que tienen un impacto en el capital de la empresa y en especial sus deudas.

La suma de los tres tipos de Flujo de Caja nos permite conocer El Flujo de Caja Total y Real que ha sufrido la empresa en un periodo de tiempo. Y si implantamos su Previsión, podemos estimar como evolucionará en el futuro.

Ratios CashFlow

Pasamos a ver el último aspecto sobre el flujo de caja, los llamados ratios cashflow. Solemos hablar de 4 ratios distintos, que veremos a continuación en mayor detalle:

  • Cash Flow Bruto/Ventas y Cash Flow Operativo/Ventas – Estas dos ratios, similares entre ellas, nos ayudan a entender el margen bruto para detectar problemas relacionados con la actividad básica de la empresa, como los precios de compra de materia prima o los precios de venta, como también estructurales o de personal. Está muy en sintonía del EBITDA.
  • Cash Flow de Financiación/Servicio a la Deuda – En caso de obtener un resultado inferior al 1, indica que la empresa no podrá atender a sus deudas futuras, con lo que la nueva financiación se destina a pagar la deuda. Indica problemas en cuanto a generar liquidez o por deuda mal estructurada.
  • Deuda a Largo Plazo/Cash Flow de Financiación – Mide también la capacidad para hacer frente a las deudas a largo plazo, midiendo los años necesarios para hacer frente a dicha deuda. En caso de que se requiera más de 5 años para liquidar la deuda, puede ser un síntoma de poca capacidad para generar caja. Aunque esto depende mucho del sector de la empresa.
  • Cash Flow Libre/Patrimonio Neto – Enfocado hacia la rentabilidad de cara al accionista, evalúa la capacidad de generar flujo de caja respecto a la inversión hecha por los socios y la acumulación de un beneficio recurrente.

Ventajas de calcular el Flujo de caja en la pyme

Mantener al día el Cash Flow requiere un trabajo a nivel organizativo, dado que se trata de una tarea prácticamente diaria. Es una parte de la rutina que debemos asumir para poder realizar previsiones fiables. Ya que es muy importante para conocer el estado de salud económico y financiero.

Es por ello que desde nuestra plataforma Finergia, además de convertirlo en un proceso rápido y fácil, te ayudamos a ser constante y crecer de manera ordenada.

Trabajamos para ayudar tanto al empresario que por falta de conocimientos o tiempo no puedo dedicarse a la dirección financiera de su empresa. Como al profesional en finanzas que necesita optimizar sus tareas de dirección.

Esperamos haberte ayudado a salir de dudas, como hicimos contando qué es el CNAE, y si tienes cualquier pregunta, ¡estaremos encantados de echarte una mano!

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe nuestras actualizaciones y últimas noticias

Últimas entradas de Blog